Saltar al contenido

Cirugía endoscópica sinusal

La mayoría de las personas conoce la nariz en solo en su parte exterior, pero detrás de la nariz y las mejillas hay senos paranasales escondidos. Son como puños, que están conectados con los párpados y la base del cráneo. Gracias a que actualmente existe la cirugía endoscópica sinusal y la exploración por computadora, los médicos pueden ver y explorar a través de los cuatro grupos de senos.

Con la llegada de la cirugía endoscópica sinusal, el médico puede hacer la cirugía a través de las fosas nasales

En el pasado los médicos se veían impotentes ante lesiones o tumores cerebrales en la base del cráneo, pero con la llegada la cirugía endoscópica sinusal, pueden hacer la cirugía a través de las fosas nasales, reduciendo el trauma a los tejidos circundantes. La operación se realiza por vía intranasal, evitando cortes externos, por lo que no se dejarán marcas en la cara.

Desde el desarrollo de la endoscopia nasal, en la década de 1980 hasta hoy, ha tenido un gran progreso en términos de resolución, el brillo de la fuente de luz y la conveniencia de equipo adicional.

Las experiencias quirúrgicas similares de años atrás, que se tornaban desagradables, se han reducido considerablemente, con esta técnica.

La cirugía endoscópica no es exclusiva de la nariz, también se utiliza para muchos casos de cáncer colorrectal, la extirpación de un menisco, un tumor de vejiga, la eliminación de la hipertrofia de la próstata, el tratamiento de ciertos casos de infertilidad, etc. Y es especialmente utilizada para detectar pólipos benignos grandes en el colon que no se pueden extirpar mediante métodos convencionales.

Objetivo de la cirugía endoscópica sinusal

El objetivo de la cirugía endoscopia sinusal es lograr una "cirugía mínimamente invasiva"

El objetivo es lograr una “cirugía mínimamente invasiva”, esto significa sólo heridas menores, sin dolor y una mínima pérdida de sangre. Para alcanzar este objetivo se deben cumplir las siguientes 5 condiciones:

  1. El cirujano debe contar con una amplia experiencia clínica
  2. Realizar un diagnóstico preoperatorio precisa
  3. Conocer la anatomía individual del paciente
  4. La operación quirúrgica endoscópica debe ser precisa
  5. Control estricto de la pérdida de sangre

Preparación preoperatoria endoscópica

  • Mantener la higiene personal para prevenir infecciones de heridas quirúrgicas. Se recomienda que los pacientes limpien sus cuerpos y cabello el día de la cirugía.
  • El médico le explicará al paciente el motivo, el procedimiento y las posibles complicaciones de la operación. El paciente firmará el formulario de consentimiento después de comprenderlo.
  • El médico y la enfermera deben tener el historial médico del paciente, el cual tendrá la información de: operaciones anteriores, alergias a los medicamentos o anestesia y tratamientos con medicamentos recientes.
  • No ingerir alimentos ni bebidas, por al menos 6 horas antes de la cirugía.

Cirugía endoscópica sinusal como solución para la sinusitis

La mayoría de los pacientes con problemas en la nariz se deben a la sinusitisLa mayoría de los pacientes con problemas en la nariz se deben a la sinusitis. La sinusitis es debido a la obstrucción del seno, por lo que las secreciones no pueden hacer la evaporación a través del canal de flujo natural en las fosas nasales, conduciendo a la inflamación.

En la cavidad posterior de la nariz y las mejillas se encuentran los senos paranasales en cuatro grupos, a saber, senos maxilares, frontales, etmoidales y esfenoidales. Con rayos-X no se puede ver más allá, pero con equipos adecuados junto con un endoscopio, se puede hacer un análisis en cada grupo de estructuras de sinusitis y abrir el canal bloqueado.

Cuanto mayor sea la acumulación de pus nasal, mayor será la presión sobre el seno, llegando incluso a dañar el tejido circundante. Cuando se trata de sinusitis aguda, se puede tratar con los medicamentos disponibles, como los antibióticos. Pero estos medicamentos son estériles cuando existen episodios recurrentes o sinusitis crónica. Entonces se necesitará cirugía.

La cirugía para aliviar la sinusitis es poco invasiva y puede extenderse gradualmente a la cirugía de tumores nasales benignos o malignos.

Cirugía endoscópica de tumores nasales y tumores sinusales

La cirugía endoscópica sinusal tiene la gama más amplia de aplicaciones para tumores nasalesEl diagnostico incluye un examen físico completo y evaluación de los nervios craneales. La observación por endoscopia dentro de la cavidad nasal, puede ayudar a evaluar la extensión de las violaciones de la lesión.

La incidencia de tumores en la cavidad nasal se presenta entre las edades de 10 – 20 años de edad y entre los 50 -60 años de edad. La mayoría de las lesiones invaden fácilmente la cavidad nasal de la nariz adyacente. Los senos paranasales y la nasofaringe también son fácilmente invadidos, en la órbita por el seno superior y el seno etmoidal.

Los tumores más grandes son propensos a la invasión de la pared posterior cerca de la base del cráneo, la nasofaringe y el seno esfenoidal, lo que aumenta el riesgo de cirugía y reduce la probabilidad de margen quirúrgico.

Si la lesión está invadida por el área olfativa puede dañar la nariz y también puede invadir la capa externa de la piel. Incluso, el tumor puede erosionarse hasta las encías y la boca.

La cirugía endoscópica sinusal tiene la gama más amplia de aplicaciones y una mayor precisión que otros métodos. Ahora, los procedimientos quirúrgicos pueden ser completamente adaptados a un plan de tratamiento individualizado, cuyo objetivo será lograr una cirugía mínimamente invasiva.

El éxito de la cirugía endoscópica sinusal, aplicada a los tumores, depende de la experiencia del cirujano. Un profesional inexperto puede causar un trauma innecesario y un sangrado excesivo.

Después de la cirugía endoscópica sinusal

El paciente puede presentar uno o varios de los siguientes síntomas:

  • Ligera molestia o dolor en la garganta
  • Efectos secundarios de la anestesia, como fatiga, somnolencia, náuseas o vómitos
  • Presencia de una pequeña cantidad de sangre dentro de las primeras dos semanas después de la cirugía

Cuidando de las heridas

  • Después de la operación, las fosas nasales permanecerán cubiertas, y es posible que necesite respirar por la boca. El vendaje se eliminará después de uno o dos días
  • Si la herida es dolorosa, administre analgésico según las indicaciones del médico
  • Si hay sangrado continuo, secreciones olorosas, escalofríos, fiebre u otras anomalías, póngase en contacto con el médico tratante o regrese al hospital para recibir tratamiento
  • Al disminuir el efecto anestésico, la dieta habitual puede restaurarse gradualmente
  • Evitar sonarse la nariz durante las primeras dos semanas después de la cirugía
  • Evitar levantar objetos pesados ​​o hacer ejercicio vigoroso, para evitar aumentar el riesgo de hinchazón o sangrado de las heridas
  • Evitar cualquier contacto directo con personas que tengan tos o resfriado
  • Mantenerse alejado de ambientes polvorientos
0/5 (0 Reviews)