Saltar al contenido

Cirugía de uña encarnada

Si ya sufres de uña encarnada y esto limita tus actividades es hora de recurrir al tratamiento quirúrgico. La cirugía de uña encarnada elimina una porción de la uña desde la matriz para que no salga de nuevo. De este modo queda un poco más estrecha y genera buenos resultados estéticos.

Cirugía de uña encarnada

Cuando la uña crece dentro de la piel del dedo y no hacia afuera provoca una onicocriptosis. Esto va creando un ambiente de molestia y dolor intenso a medida que se incrementa el tamaño de la uña. Inflamando el área afectada y dañando tejido.

Una vez que te sometes a la cirugía de uña encarnada, calzar los zapatos y caminar con dificultad ya no será un problema. Este mal afecta a muchas más personas de las que crees debido al cuidado indebido que proporcionan a sus pies.

Uña encarnada, ¿cuáles son sus causas?

Cada afección del cuerpo humano está vinculada con una causa particular y las uñas encarnadas no son la excepción. Vale la pena analizar si tienes malos hábitos que provocan este malestar.

Usualmente sucede debido a la combinación de diversos factores: exceso de presión en el área, uñas mal cortadas, calzado inadecuado, sudoración en exceso, deformidad, uñas anormales. A continuación, puedes distinguir entre los más comunes:

Zapatos mal ajustados

Esta podría ser una de las principales causas por las cuales necesitas una cirugía de uña encarnada. Al no calzarte de la forma adecuada sometes el pie y dedos a un roce constante y dañino que encarna tus uñas.

Aseo inapropiado

Es importante atender la higiene de tus pies. Representan un área en continua sudoración dentro de tus zapatos, creando bacterias que se alojan entre los dedos y uñas.

Aplastamiento y lesiones

Una cirugía de uña encarnada es primordial en situaciones de accidentes o heridas fuertes.  Por ejemplo, cuando un objeto pesado cae sobre tu pie, quiebra la uña y genera lesiones. Si no tomas medidas correctivas es posible que los efectos de la uña encarnada se sientan muy pronto.

Hongos en el pie

Se asocia con la ausencia de limpieza y podría generar un daño reparable. Los hongos se integran a la piel y a las uñas, provocando debilidad, erosión y desgaste.

Diagnóstico de la uña encarnada

uña encarnadaPara muchos requerir de una cirugía de uña encarnada podría parecer de poca importancia. A pesar del dolor algunas personas no se toman en serio la intervención médica y creen que pueden resolverlo fácilmente en casa.

Pero esto es un grave error, lo más conveniente es dirigirse a un centro médico y recibir el diagnóstico de un especialista. Un doctor capacitado en esta afección que puede hacer una cirugía de uña encarnada.

Aunque en el mercado actual existen muchos medicamentos de venta libre para tratar la uña encarnada, estos no son suficientes cuando el malestar interfiere con la calidad de vida de la persona.

Síntomas de la uña encarnada

Todas las uñas del pie pueden infectarse si no reciben el tratamiento indicado. Pero antes de que esto ocurra debes conocer cuáles son los síntomas que genera una uña encarnada en el pie.

Enrojecimiento alrededor de la uña

Es de los signos más comunes y evidentes. Cuando ocurre esta penosa situación el área alrededor de la uña toma una tonalidad rojiza, color que se distingue totalmente del resto de la piel.

A medida que la uña se infecta el color rojo se intensifica y adicionalmente el área se vuelve sensible al tacto.

Aumento de la temperatura

En toda la zona infectada aumenta la temperatura de tibia a caliente. Además, se presenta un dolor palpitante fácil de identificar al tocar la superficie.

Sustancia amarillenta o verde

Cuando la infección avanza y no recibe tratamiento aparece una sustancia amarillenta o verde debajo de la piel, popularmente conocida como pus.

Al igual que en los casos anteriores, un síntoma va acompañado de otro y esta no es la excepción. El pus podría tener mal olor, lo cual es una señal clara de que algo no está bien y necesitas atención médica de inmediato.

Cirugía de uña encarnada

La cirugía de uña encarnada posee una duración aproximada de al menos 15 minutos. Como ves el doloroso problema tiene una solución rápida y eficaz.

Después de su culminación te darán de alta, así que podrás ir a casa de inmediato. No hay necesidad de permanecer más tiempo en el centro hospitalario.

Ahora bien, continúa leyendo y despeja tus dudas sobre cuáles son los pasos a seguir por el especialista para retirar tu uña encarnada.

Esterilización

Lo primero que tu doctor realizará tiene que ver con la limpieza del área. Desinfectará con un poco de yodo la zona perjudicada.

Anestesia

Se usa para que no sientas dolor y te relajes. Te aplicarán anestesia local mediante una pequeña jeringa. La anestesia es colocada en puntos estratégicos rodeando la zona, dependiendo de cada caso.

Torniquete

Este es el próximo paso en la cirugía de uña encarnada. Se colocará un torniquete alrededor de la base de tu dedo afectado, impidiendo el flujo sanguíneo momentáneamente.

Corte de la uña

Después se procederá a cortar desde el borde hasta la cutícula, eliminando un trozo de la uña con una pinza especial. Posteriormente se exprime o aprieta la zona llena de pus, se limpia con una gasa y se aplica antiséptico a la herida.

Uso de antibióticos

cirujano de uña encarnadaPor último, se emplea alguna pomada antibiótica y se coloca en la herida. Después será vendado el dedo.

Es posible que tu médico te prescriba algunas pastillas para el dolor. Recuerda que debes mantener la herida seca, pues el agua o el sudor afectan la cicatrización.

Además, es recomendable cambiar las gasas cada cierto tiempo, según las recomendaciones médicas, para mantener la zona lo más limpia posible.

Recomendaciones después de la operación

Al llegar a casa te sentirás más aliviado y a pesar del dolor, ya no será como antes. Recuerda que debes tomar en cuenta ciertas precauciones para mantener tu herida en buen estado y así sanar más rápido.

Obviamente, el efecto de la anestesia irá pasando, lo que te causará un poco de dolor. Para evitarlo debes seguir las recomendaciones de tu médico y tomar los analgésicos sin falta. Igualmente, si observas inflamación eleva tu pie sobre el nivel de tu corazón.

Es probable que en algún momento sufras de un pequeño sangrado. Se debe a que esta herida estará abierta y aún no cicatriza. Entonces, debes colocar tu pie en descanso, sin hacer presión y evitando cualquier movimiento excesivo.

Si notas pus o materia amarillenta lo más recomendable es limpiar la herida según las indicaciones. Recuerda que es muy importante mantener el área seca y libre de agentes contaminantes.

¿Cómo y cuándo continuar con tu rutina?

Tras una cirugía de uña encarnada tal vez quieras volver a la rutina: ejercitarte, caminar, bailar, retomar las actividades diarias. Todo esto y más seguirá formando parte de tu vida, pero es esencial que descanses y lo evites por un tiempo.

Entonces, ¿cuándo dejar la cama? Al menos hasta que te recuperes por completo y tu herida cicatrice sin problemas. Debes tomar un merecido descanso de una semana como mínimo. Al mismo tiempo, sigue las sugerencias de tu doctor, aplica los antibióticos y toma tus medicamentos a las horas indicadas.

No es bueno extralimitarse, ya que corres el riesgo de golpear tu dedo. Podrás usar calzado, pero al menos por dos semanas selecciona unos no tan ajustados o de punta abierta, además de unas medias hechas con material de algodón, son suaves y no te molestarán.

Evita que tu uña se encarne de nuevo

Aunque no lo creas y pese a una cirugía de uña encarnada es posible que aparezca el problema nuevamente.

Pero para evitar este trago amargo hay ciertas recomendaciones para ti muy prácticas y simples. Si tienes la voluntad de seguir las indicaciones de la forma correcta no tendrás de qué preocuparte.

Deja que los dedos respiren

No en vano recomiendan poner los pies al aire libre en algunos momentos del día. Dentro de los zapatos nuestros dedos están vulnerables a hongos, traumas, golpes y son propensos a desarrollar una uña encarnada.

Corta las uñas periódicamente

Muchas personas no saben que cortar las uñas requiere una técnica sencilla. Debe ser respetada para evitar anomalías o daños en el crecimiento de las uñas. Si rebajas demasiado tus uñas al cortarlas corres el riesgo de que se encarnen.

Evita que tus uñas queden redondeadas al cortarlas

El método correcto debe ser realizar un corte de forma recta. Con él su crecimiento será dirigido hacia afuera y no hacia los bordes de tu dedo, causando el encarne.

No hales tus uñas con fuerza

Hay quienes realizan la mala práctica de extraer la uña tirando fuertemente sin la ayuda de una herramienta indicada. Esta acción es contraproducente para el crecimiento normal del tejido.

Adiós al calzado inadecuado

Es difícil de aceptar, pero los zapatos ajustados y los tacones muy altos también pueden crearte este problema. Aún después de la cirugía de uña encarnada trata de evitarlos lo más que puedas.

5/5 (1 Review)