Saltar al contenido

Cirugía de hernia umbilical

La cirugía de hernia umbilical se realiza para eliminar las protuberancias que se forman en el interior del vientre. Es efectuada a través de la pared abdominal a la altura del ombligo, mediante un corte o agujero.

cirugía de hernia umbilical

Sobre la hernia, ¿qué es?

Una hernia es una bolsa o tejido que sobresale de la pared abdominal, por lo general compuesta de grasa o una parte del intestino.

Se presenta cuando existe debilidad en la pared muscular, lo que crea un agujero y  forma una protuberancia.

Pueden formarse en áreas diferentes del cuerpo y se les conocen como: hernia femoral, hernia inguinal o hernia umbilical. Esta última la explicaremos con mayor detalle a continuación.

Hernia umbilical

El bulto o protuberancia que se forma en la zona debilitada del abdomen o alrededor de toda esta área, se le conoce como hernia umbilical.  

Por lo general las hernias umbilicales se forman con la salida de intestino delgado a través del peritoneo o mediante una parte debilitada de la pared abdominal.

Una de las principales causas de su formación es el deterioro de la pared abdominal. En el caso de las mujeres embarazadas se da cuando el feto presenta esta condición, pero puede ocurrir por muchos otros motivos.

En diversos casos los pacientes pueden palparla o percibirla como un pequeño bulto.

Tipos de hernias umbilicales

Las hernias en el ombligo pueden presentarse en dos tipos que explicaremos a continuación:

Hernia umbilical primaria

Las hernias primarias son las que están en el paciente desde el nacimiento. Los bebés que nacen con ellas por lo general presentan debilidad o defecto en la pared abdominal o el cordón umbilical.  Lo que permite que la hernia se forme desde que está en el útero materno.

Hernia umbilical incisional

Este tipo de hernias se producen tras una intervención quirúrgica o a través de una cicatriz producida por la operación. Con el paso de los años las suturas se debilitan. Y a causa del esfuerzo físico que impacta en la zona abdominal se crea la hernia.

¿Cómo se obtiene un diagnóstico?

La forma más común de saber que una persona tiene una hernia es mediante la exploración física. Además pueden ser claramente visibles.

Es probable que el médico le indique al paciente que realice algunos movimientos mientras toca la zona el ombligo. O le puede pedir que tosa, ya que esto genera que la protuberancia se agrande.

También se pueden realizar estudios para obtener un diagnóstico con imágenes, como una ecografía abdominal o tomografía computarizada.

¿Se pueden reparar las hernias?

Sí, existe un único tratamiento para reparar este tipo de hernias y es la cirugía de hernia umbilical.

Esta suele proporcionar una recuperación definitiva y se aplica de dos formas. Mediante la cirugía abierta y a través de laparoscopia.

A estos procedimientos se les conoce también como hernioplastia.

Síntomas de la hernia umbilical

Por lo general una persona que tiene hernia umbilical no percibe muchos síntomas. Sin embargo, su detección es sencilla debido a que hay signos evidentes:

Bulto o protuberancia

Entre los aspectos más notorios resalta la formación del bulto o protuberancia a través de la piel.

Este tipo de bultos se pueden palpar y al hacer presión sobre él se hunde en el interior del abdomen. Pero debido a que es blando, se devuelve a la superficie cuando dejan de presionar.

Molestias y dolor

Son contados los casos en los que un paciente siente dolor o ardor en la zona en la que se encuentra la hernia.

Otros aseguran que al realizar esfuerzos físico con impacto en el abdomen sienten mayores molestias. También cuando estornudan, tosen o levantan objetos pesados.  

Cuando se presentan este tipo de molestias en pacientes con hernias umbilicales, el médico suele recomendarles usar una faja abdominal.

Cirugía de hernia umbilical

La cirugía para reparar hernias es uno de los métodos más antiguos dentro del mundo de la salud.

Es una operación ambulatoria y su técnica no ha tenido grandes cambios, pero sí mejoras durante el tiempo. Ofreciendo a los pacientes la reparación adecuada y permanente de la hernia.

Además, la única manera de repararlas correcta y permanentemente es mediante una cirugía de hernia umbilical.

Consiste en la integración de una malla de material sintético sobre la parte débil de la pared abdominal. ¿Su función? Le brinda un efecto correctivo y evita que se cree la protuberancia, corrigiendo el defecto de la hernia.

Tipos de cirugía de hernia umbilical

Dicha cirugía de hernia umbilical puede darse de dos maneras distintas, en una cirugía abierta o por laparoscopia.

Dependiendo de cada una puede tardar entre 30 o 60 minutos. Por lo general permitiendo que paciente se vaya a casa el mismo día y tenga una rápida recuperación.

Cirugía abierta

Esta se considera como la técnica convencional para reparar una hernia de ombligo.

cirujano de hernia umbilicalSe realiza haciendo un corte arriba o debajo del ombligo para llegar a la hernia, después de que al paciente se le haya colocado anestesia local.

Una vez realizado el corte el cirujano procederá a llevar la protuberancia hacia su lugar haciendo presión sobre ella.

Posteriormente colocará una malla quirúrgica en donde estaba la hernia. Con esto se evitará que se vuelva a producir. Una vez finalizado este proceso procederá a cerrar la incisión con puntos de sutura.

Complicaciones de la cirugía abierta

La única forma de que se complique la cirugía es que el paciente tenga una hernia estrangulada.

Es decir, que parte de la protuberancia se haya dañado. En este caso el cirujano tendrá que eliminar este segmento y unir los extremos sanos del intestino.

Este tipo de situación hace que la operación sea un poco más delicada. Por lo que el paciente tendrá que esperar en el hospital por más de un día, posterior a la operación.

Laparocopia

La cirugía laparoscópica se considera una de las más avanzadas para reparar una hernia umbilical y también es la menos invasiva.

A diferencia de la cirugía abierta, el paciente es anestesiado completamente usando anestesia general.

Tampoco se realiza un gran corte sobre el ombligo, solo tres o cuatro pequeñas incisiones en el abdomen cerca del ombligo. La intención del cirujano es que por uno de los orificios se pueda introducir el laparoscopio.

El laparoscopio es un tubo muy fino integrado por un cámara y una luz que le permite al cirujano mejor visión dentro del abdomen.

Ofrece una imagen digital a través de un monitor situado en el quirófano.

Por el resto de las incisiones se introducen las herramientas necesarias para la reparación de la hernia. Una vez allí, con los utensilios podrá mover la hernia a su lugar. Posteriormente se sellará la incisión con sutura  o con pegamento quirúrgico.

¿Para qué realizar la operación?

Este tipo de intervención es el único método que existe para eliminar una hernia de forma permanente. Si no es reparada se puede agrandar, ocasionando mayores problemas al paciente.

Ante estos casos se amerita una cirugía de emergencia. Pero por lo general el método no suele presentar complicaciones.

La principal ventaja de esta cirugía es que le brinda a la persona mejor calidad de vida, haciendo que los síntomas desaparezcan por completo y eliminado las posibilidades de que vuelva a aparecer.

Recuperación postquirúrgica

cirugía de hernia umbilical inflamadaDebido a que esta cirugía se realiza de manera ambulatoria el paciente puede volver a casa el mismo día después de la intervención. Usualmente se recomienda que esté acompañado de un familiar que lo ayude.

La única manera que no le permitan irse es si se presenta una complicación, que por lo general siempre se asocian a otras anomalías no propias de la hernia.

En algunos casos le pueden permitir al paciente que descanse en el hospital durante 24 horas. Sobre todo cuando se ha detectado que vive solo.

La recuperación de una cirugía de hernia umbilical suele cumplirse en muy pocos días. Por lo general un máximo de cuatro semanas posteriores a la cirugía.

Una vez que se cumple este tiempo el paciente tiene permiso médico para volver a sus actividades de manera normal.

Cuidados recomendados después de la operación

Cambiar el vendaje

Como en toda cirugía donde se requieren suturas es posible que el paciente sea enviado a casa con vendaje.

En este caso debe mantenerlas muy limpias para evitar infecciones en las suturas. Se aconseja que consulte a su médico el tiempo mínimo en que deben ser cambiadas y la forma correcta de hacerlo.

Tomar antibióticos

Debido a los cortes es posible que tu médico te indique que tomes antibióticos para evitar la infección. En este caso debes ser muy responsable con el tratamiento para que evites bacterias en la herida.

Comer saludable

Algunos medicamentos pueden causar estreñimiento, lo que claramente no es conveniente para una persona recién operada.

Para evitar este efecto come alimentos ricos en fibra y mantén una buena hidratación. Así mantendrás el correcto funcionamiento de los intestinos.

Visita al médico

El control médico es importante después de una operación, a pesar de que la cirugía de hernia umbilical es una intervención ambulatoria.

Debes visitar al médico posterior a la cirugía para asegúrate de que todo marcha bien. Es posible que la primera visita debes hacerla después de la primera semana después de la operación.

0/5 (0 Reviews)