Saltar al contenido

Cirugía de hemorroides

La cirugía de hemorroides consiste en el curado de venas hinchadas que pueden tanto estar dentro como fuera del ano. Este método se aplica cuando las molestias son excesivas.

cirugia para hemorroides

Por lo general las hemorroides son un cuadro de salud leve. Pero si empiezan a causar dolor y sangrado constante entonces es recomendable la remoción quirúrgica.

Dónde se realiza la cirugía de hemorroides varía de acuerdo a la gravedad del síndrome.

En la mayoría de las ocasiones, la estadía hospitalaria no es mayor a 1 día.

Hemorroides: síntomas y tipos

Venas hinchadas alrededor del ano y parte interna del recto. Ese es el concepto más simple de las hemorrides. También se les conoce como almorranas.

La manera en que lucen les hace parecidas a las várices. Su origen continúa siendo desconocido, ya que son varias las causas que favorecen la aparición de hemorroides.

Una de las más comunes es el esfuerzo al momento de la evacuación. Ejercemos demasiada presión sobre el sistema intestinal, dando lugar a la molestia hinchazón a la altura de la zona rectal.

Dentro del recto o alrededor del ano, las hemorroides son una afección que, acorde a la información de MedLine, aparece en 3 de 4 adultos. Cuando no son asintomáticas se distingue por ciertas variantes.

Síntomas de hemorroides

Entre los síntomas detrás de un posible cuadro de almorranas están:

  • Irritación en la zona anal.
  • Malestar por dolor e incomodidad.
  • Sangrado espontáneo.

De igual manera, el cuadro de hemorroides es variable según la localización que tengan.

Tipos de hemorroides

Las hemorroides internas son aquellas ubicadas en la parte interna del área rectal. Son poco perceptibles y se caracterizan por ser asintomáticas, o generar mínimas dolencias.

En dado caso, las almorranas internas pueden notarse durante los esfuerzos de evacuación. Sientes una leve irritación dado a que la presión altera la superficie de la vena hinchada.

Ahora bien, es importante tener cierto cuidado con esta clase ya que el esfuerzo puede convertir una hemorroide interna en una externa, haciendo que sobresalga hacia el ano.

También llamada sobresaliente o prolapsada, el cuadro se caracteriza por:

  • Mayor dolor.
  • Sangrado.
  • Picor y nivel de irritación.

Se ubican debajo de la piel alrededor del ano. Si una almorrana prolapsada empieza a acumular sangre en exceso entonces se considera un cuadro de trombosis hemorroidal. El coágulo abultado genera una molestia más intensa.

Razones para una cirugía de hemorroides

Las hemorroides con trombosis no son peligrosas; pero las molestias les hacen las más propicias para realizar un procedimiento quirúrgico.

También llamada hemorroidectomía, es importante que tengas en cuenta que es una de las diferentes maneras de tratar de forma efectiva hemorroides externas o trombosadas. Sin embargo, antes es importante pasar por un diagnóstico completo.

Diagnóstico de hemorroides

La Clínica Mayo explica el diagnóstico completo de este cuadro: las hemorroides externas son perceptibles a través de un simple ejercicio de observación.

En el caso de las internas, se detectan a través de diferentes pruebas tanto del ano como el recto. Entre ellas se encuentran el examen digital, el uso del sigmoidoscopio y la colonoscopia.

Examen digital de hemorroides internas

Después de colocarse un guante y lubricar su dedo, el médico procederá a tantear la zona del recto y del ano, buscando crecimientos inusuales.

Con este procedimiento podrá decidir si precisa avanzar con ayuda de un sigmoidoscopio.

El sigmoidoscopio en el diagnóstico de hemorroides

El médico podrá realizar una inspección visual a mayor detalle con ayuda del sigmoidoscopio. Esto facilitará la detección de posibles venas hinchadas en el recto o el ano, dado a que las hemorroides internas suelen ser suaves.

¿Colonoscopia por hemorroides?

Si bien con el sigmoidoscopio es posible notar venas levemente hinchadas, tal vez el especialista desee realizar una colonoscopia por diversas razones:

  • Presentas síntomas de otras enfermedades a nivel digestivo.
  • Eres un paciente de riesgo por historial de cáncer colón o recto.
  • Formas parte del grupo de mediana edad.
  • Tienes tiempo sin realizarte un examen de colonoscopia.

¿Cómo tratar hemorroides pequeñas en casa?

Si el resultado del examen dictaminó que las hemorroides que posees no necesitan intervención quirúrgica, entonces cuentas con varias formas de tratar almorranas en casa.

La primera es elevar el consumo de fibra en tu dieta diaria. Frutas enteras, vegetales cocidos al vapor, además de cereales integrales.

Consumir más agua también favorecerá evacuaciones más frecuentes y suaves. El paso de las heces por la zona rectal será mucho más fácil y menos irritante para las hemorroides leves.

Otra forma es el tratamiento de medidas tópicas. Existen cremas sin prescripción que contienen hidrocortisona y almohadillas con hamamelis efectivas para entumecer el área.

También ayuda un baño de asiento con agua tibia. Deberás buscar un recipiente donde puedas sumergirte de 10 a 15 minutos durante 2 o 3 veces de forma diaria. Disminuirá la picazón e irritación generada por esas venas hinchadas.

Cuidados especiales de las hemorroides leves

tratamiento de hemorroides

Es necesario que siempre mantengas el área anal limpia. Al momento de darte un baño, aplica una limpieza especial. Emplea siempre agua tibia, evitando toallas con perfumes o alcohol. Después sécate dando suaves palmadas.

Al momento de la evacuación es indispensable que uses papel higiénico levemente humedecido. Además de favorecer la higiene del área, será sutil con las hemorroides.

Otra forma es aplicar frío con compresas de hielo, las cuales alivian la hinchazón del área anal. Así mismo puedes tomar analgésicos como paracetamol. Y si las molestias persisten, no dudes en consultar a tu médico.

¿Cuándo se emplea el engrapado de hemorroides?

Igualmente llamado hemorroidopexia con grapas, este es un método que tiene por objetivo bloquear el flujo de sangre al tejido afectado en la zona interna del ano.

Entre las ventajas que posee está que el paciente se recupera con mayor facilidad. De igual manera, el dolor tras la intervención es mucho menor. El mejor caso para aplicarlo es el de las hemorroides internas.

Riesgos de una hemorroidectomía

Entre los riesgos de una hemorroidectomía se encuentran:

  • Reacción a medicamentos.
  • Problemas respiratorios.
  • Sangrado.
  • Coagulación sanguínea.
  • Infecciones.
  • Dolor al orinar.

De igual manera es indispensable que, si eres mujer, informes sobre un posible estado de embarazo, o si estás tomando alguna medicación sea de venta libre o prescrita.

Dónde se realiza una cirugía de hemorroides

El médico puede realizarla de forma ambulatoria en un consultorio, o ubicarte en la sala de quirófano.

Todo dependerá de la valoración de las hemorroides, en el cual serán tomados en cuenta síntomas, tamaño y localización.

¿En qué consiste la hemorroidectomía?

La hemorroidectomía es el término médico del proceso quirúrgico con el cual el médico elimina las hemorroides con trombosis. La sedación puede emplear anestesia local combinada con anestesia epidural o utilizar una general.

El médico procederá a drenar el área afectada con ayuda de un bisturí. Extirpará todo el tejido de la hemorroide, y acorde al tamaño, podrá colocarle suturas. Esta es la forma más popular contra las hemorroides recurrentes.

Otras formas de eliminar las hemorroides son:

  •  Trombectomía de hemorroides externas. Resulta efectivo si se realiza en las 72 horas de la formación del coágulo.
  • Ligadura con banda elástica en la base de la hemorroide. Tiene mayor riesgo de complicaciones.
  • Escleroterapia. Se inyecta una solución para encoger el tejido de la hemorroide. Menos eficaz que la ligadura.
  • Coagulación con láser infrarrojo. Empleada para hemorroides leves con sangrado, ubicadas en el interior.

Cuidados post operatorios de una cirugía de hemorroides

Después de cualquiera de las opciones de cirugía de hemorroides, la observación no supera las 24 horas. En algunos casos el paciente podrá irse de inmediato a su hogar.

Es de esperarse que sienta dolor en el área, mientras se va contrayendo a su estado normal tras la remoción del tejido dañado. El médico le recomendará qué tomar para aliviar la molestia, sin que represente peligro para el pronóstico.

Pronóstico tras una cirugía de hemorroides

El pronóstico de la mayoría de los pacientes tras una cirugía de hemorroides es positivo. Tras unas cuantas semanas pueden sentirse restablecidos por completo. Todo dependerá del procedimiento aplicado.

De igual manera, es importante que aplique hábitos a su rutina para evitar la reaparición de hemorroides. Son pequeños cambios de estilo, pero hacen la diferencia.

Así se previenen las hemorroides

Según los especialistas de MayoClinic, para prevenir la aparición de hemorroides es necesario:

  • Comer alimentos ricos en fibra.
  • Beber 8 vasos de agua al día.
  • Evitar el abuso de bebidas alcohólicas.
  • Agregar suplementos que colaboren la digestión.
  • Evacuar sin ejercer demasiada presión.
  • No aguantar las ganas de ir al baño.
  • Hacer actividad física.
  • No pasar mucho tiempo en posición sentada.
5/5 (1 Review)