Saltar al contenido

Adenoidectomía

Los adenoides son glándulas que ayudan a proteger al cuerpo de virus y bacterias, son parte de nuestro sistema inmune. Estas se encuentran ubicadas detrás de la nariz, por encima del paladar. Cuando estas por algún motivo se inflaman y causan problemas respiratorios, es necesario que sean removidas a través de una adenoidectomía.

Los adenoides son removidos a través de una adenoidectomía

Esta cirugía se realiza generalmente en niños desde el primer año de edad hasta los 7 años. En los adultos lo adenoides casi no son visibles y se consideran un órgano remante, por eso es aconsejable extirparlas en los primeros años de vida.

Una adenoidectomía es llevada a cabo por un otorrinolaringólogo, se realiza bajo anestesia general y tiene una duración aproximada de 45 minutos. Es un procedimiento de bajo riesgo y las complicaciones postoperatorias son muy raras.

Causas para realizase una adenoidectomía

Las dificultades respiratorias son el principal motivo para realizar una adenoidectomía. Cuando estas glándulas se agrandan debido a infecciones o alergias, pueden bloquear las vías respiratorias y causar molestias severas. Los síntomas que pueden sugerir una adenoidectomía son:

  • Las dificultades respiratorias son el principal motivo para realizar una adenoidectomíaRonquidos
  • Apnea del sueño
  • Drenaje nasal crónico
  • Infecciones de oído
  • Amigdalitis crónica
  • Respiración por la boca
  • Boca seca y labios agrietados
  • Somnolencia durante el día
  • Sinusitis
  • Oreja adhesiva
  • Dolor facial
  • Habla nasal

Antes de la cirugía

Cuando se establezca la fecha de la cirugía, se le indicará dónde ir y a qué hora. También recibirá instrucciones para el ayuno y otras preparaciones en la clínica de evaluación preoperatoria o en la clínica de otorrinolaringología.

No ingerir ningún tipo de medicamentos antes de una adenoidectomía El paciente debe someterse a un examen físico por parte de su médico antes de la cirugía para asegurarse de que se encuentre en buen estado de salud. Se recomienda realizar el examen lo más cerca posible del día de la cirugía.

A menos que se indique lo contrario por el médico, la aspirina y los fármacos anti-inflamatorios no esteroideos, no deben ser utilizado durante los siete días anteriores a la operación. Indique a su médico si ha estado utilizando alguno de estos fármacos.

Por seguridad, es importante tener el estómago vacío cuando se le administre anestesia. Evite riesgos y la suspensión de la cirugía por parte de los especialistas. Recuerde que seguir las instrucciones del médico le garantizará un procedimiento quirúrgico más efectivo.

Durante la cirugía

La intervención se realiza con una cureta introducida por la boca. Permite eliminar la mayor parte de las adenoides. Algunas veces los cirujanos pueden usar un electrocauterio o un láser. Este proceso quirúrgico se realiza de forma ambulatoria.

Aunque las adenoides se encuentran en la parte posterior de la garganta, estas se eliminaran por la boca y la cirugía no dejará cicatrices visibles. A diferencia de las amígdalas, el tejido adenoideo no se puede retirar completamente. Es posible que las adenoides causen síntomas nuevamente. Sin embargo, es raro una segunda adenoidectomía.

Durante la adenoidectomía, los cirujanos usarán diferentes instrumentos quirúrgicos. Algunos de ellos son: cureta adenoide, Instrumento de perforación de adenoide, magill fórceps, electrocauterio con una succión Bovie, microdesbridador y láser.

Después de la cirugía

La cirugía permite eliminar la mayor parte de los adenoidesEl paciente pasará aproximadamente 3 horas en la unidad de cuidados postanestésicos o en la sala de recuperación. Malestar estomacal y vómitos (vómitos) son comunes durante las primeras 24 horas.

Antes de ser dado de alta, será examinado por un médico o enfermera. El propósito de esta prueba es asegurarse de que no haya signos de sangrado, que esté bien hidratado y que su dolor esté controlado.

En la mayoría de los casos los medicamentos recetados para el dolor no son necesarios y los antibióticos se prescriben muy poco después de la intervención.  La fiebre puede ser normal durante 3-4 días después de la cirugía.

El dolor de cuello, el mal aliento y los ronquidos son comunes después de la cirugía. También se pueden observar rayas de sangre después de estornudar o sonarse la nariz. Estos síntomas desaparecerán durante las primeras 3 semanas después de la cirugía.

Precauciones después de una adenoidectomía

En general, la adenoidectomía es una operación simple y mínimamente invasiva, con un tiempo de intervención corto. Pero como toda cirugía, el paciente debe tomar ciertas precauciones después del procedimiento. Algunas de ellas son:

  • la adenoidectomía es una operación simple Después de la operación, la anestesia general se mantiene durante algunas horas, es importante mantenerse sin consumir alimentos ni bebidas por al menos 6 horas
  • Al acostarse, la almohada debe ser plana y debe poner la cabeza hacia los lados para facilitar la respiración y evitar que las sustancias sanguinolentas bloqueen la garganta
  • Evite gritar, llorar, estornudar. Para disminuir el sangrado
  • No consuma los alimentos y bebidas con pajita
  • Después de la operación, la resistencia del cuerpo es baja. Trate de evitar resfriarse y no ir a lugares abarrotados de personas
  • Beber gran cantidad de líquidos. Agua y jugos de frutas naturales
  • Se recomienda una dieta blanda durante la recuperación

Riesgo y complicaciones de una adenoidectomía

Las complicaciones asociadas a estas cirugías son muy pocas, los riesgos más frecuentes se presentan por la anestesia o durante la cirugía. Después de la operación el paciente debe ser dejado en observación por unas horas, para verificar el éxito de la cirugía o solventar alguna complicación.

En algunos casos puede presentar hemorragia, infección del área operada, aumento del dolor y fiebre. Debido a que las personas difieren en su respuesta a la cirugía, los riesgos pueden variar de una persona a otra. Otras complicaciones que se pueden presentar son:

  • los riesgos de una adenoidectomía pueden variar de una persona a otraIncapacidad para aliviar el drenaje nasal
  • Regurgitación nasal
  • Cirugías adicionales
  • No mejoran los síntomas después de la cirugía
  • Aumento de los controles ambientales
  • Reacciones alérgicas
  • Problemas respiratorios
  • Dolor de garganta
  • Otitis
  • Mandíbula rígida
  • Halitosis

Muchas de estas complicaciones son leves y los síntomas pasarán dentro de una o dos semanas. Si estos persisten consulte con su especialista. Las complicaciones menos comunes incluyen subluxación atlantoaxial, fractura del cóndilo de la mandíbula, lesión de la trompa de Eustaquio y trauma psicológico.

Cuando acudir al médico

Debe contactar a su médico si presenta complicaciones después de la cirugía. La presencia de fiebre elevada, aumento del dolor que no se alivia con analgésicos, sangrado excesivo por nariz y boca, deshidratación y dificultad para respirar. Son síntomas que no debe pasar desapercibidos.

0/5 (0 Reviews)